Project Description

El termómetro de infrarrojos para encáustica no es la mejor opción y te vamos a explicar por qué.

Los termómetros a distancia han aparecido recientemente en el mercado de consumo a un precio muy asequible. Son termómetros basados en la tecnología óptica de detección de rayos infrarrojos. Estos termómetros miden ópticamente la radiación infrarroja que emiten todos los materiales que están por encima de cero grados Kelvin (0ºKelvin = -273ºC). En función de la energía emitida por el objeto y recibida por el «detector óptico» aparato, la electrónica calcula la temperatura del objeto.

Lo que tienes que saber

La temperatura obtenida está afectada por algunos factores importantes:

Emisividad del material

La temperatura de un objeto es proporcional a la capacidad de los objetos de emitir calor. Que un objeto emita más o menos calor depende básicamente de una característica de los materiales que se llama  «emisividad». Los materiales mas habituales tienen un coeficiente de emisividad alta, cercana a 0,95, y este es el coeficiente con que la electrónica de los aparatos «caseros» calcula la temperatura (con la fórmula de la ley Stefan-Bolzman de radiación del cuerpo negro  j^{\star} = \sigma T^{4}.).

Pero hay otros muchos materiales con coeficientes de emisividad muy distintos, os damos unos ejemplos:

  • Cera de abejas – 0,9
  • Papel – 0,93
  • Pintura al óleo 0,92
  • Madera de roble – 0,89
  • Aluminio anodizado- 0,77
  • Acero gris – 0,30-0,50
  • Cemento – 0,54
  • Hojalata – 0,04
  • Oro pulido – 0,025

Los termómetros de infrarrojos «profesionales» pueden ser calibrados para los distintos coeficientes de emisividad en función del material. Los más sencillos dan errores inadmisibles en superficies metálicas.

Los termómetros de infrarrojos miden exclusivamente la temperatura superficial.

Campo de medición (o resolución óptica)

.

El láser que ves cuando disparas tu aparato NO tiene nada que ver con la superficie sobre la que estas midiendo. El láser sirve solamente de guía para que sepas aproximadamente dónde estas apuntando.

La superficie donde se mide depende de la distancia a la que midas, cuanto más lejos, más superficie estás midiendo. Para saber exactamente cuánta superficie exactamente estas midiendo, tienes que saber la resolución óptica (ratio entre distancia y diámetro, información que suele venir en las instrucciones) un ratio 1:1 por ejemplo  quiere decir que a un metro, la superficie que mide tiene un diámetro de un metro. Idealmente la superficie a medir debería ser el doble que el campo de medición.

Conclusión

El termómetro de infrarrojos para encáustica no es la mejor opción, aunque sean muy cómodos. Miden mal la temperatura de las superficies metálicas y no miden en absoluto la temperatura interior de un líquido.

La mejor opción para controlar la temperatura de las planchas donde fundimos los colores son los termómetros de contacto, ya que miden exactamente la temperatura de la superficie donde los ponemos. Para calentar el medium la mejor opción es utilizar cazos de doble cámara  tipo «baño maría».

Pero…si ya tienes un termómetro de infrarrojos para encáustica:

termómetro de infrarrojos para encáustica

Si te has comprado un termómetro de infrarrojos para encáustica que no se puede calibrar, te va a ser muy difícil medir realmente la temperatura de tu plancha pero podemos darte cinco consejos:

  • Mira en el manual del termómetro, o en internet, las características. Tienes que averiguar la emisividad para la que está construido y su emisividad óptica.
  • Asegúrate de que la superficie que quieres medir sea suficientemente amplia y uniforme.
  • Mide desde una distancia pequeña para que la superficie que mides sea pequeña. Intenta medir en perpendicular a la superficie y ten cuidado de que la lente esté siempre límpia.
  • Si  tu termómetro de infrarrojos para encáustica no tiene posibilidad de calibrar la emisividad, puedes hacer un cálculo rápido en función del coeficiente de emisividad del material.

Tendrás que multiplicar la temperatura que te da el termómetro de infrarrojos por el coeficiente resultante de dividir la emisividad de cálculo  entre la emisividad del material en cuestión. Un ejemplo: Tu termómetro está calibrado para emisividades de 0,95 (ver instrucciones del aparato ) y estas midiendo una superficie de acero gris (0,3), entonces 0,95/0,3= 3, la temperatura real se obtiene multiplicando por 3 la temperatura del termómetro.

Si mides la temperatura superficial de un metal, puedes poner un trozo de cinta aislante (mejor negra). Ojo, la cinta debe cubrir la totalidad del área de enfoque. ¡Cuidado con que no se queme!

  • Cuando midas, tienes que apartar cualquier aparato que cree campos magnéticos como  las placas de inducción, evita que haya otros objetos muy calientes cerca.

 

Si te ha gustado este post

* indicates required

This post is also available in: Inglés