Project Description

Los materiales naturales

Muchos materiales son particularmente sensibles a la luz, especialmente los materiales orgánicos como el papel, las telas, los pigmentos orgánicos  y pot tanto son  propensos a la decoloración. El origen de la decoloración se encuentra principalmente en la luz y radiación ultravioleta (UV). La luz solar por ejemplo proporciona la energía necesaria para desencadenar las reacciones químicas que conducen a la decoloración o cambio de colores en tintes y pigmentos.

Pero no todos los pigmentos se decoloran en igual medida, de hecho existen pigmentos resistentes a la luz y vamos a ver cómo saberlo.

 

pigmentos resistentes a la luz

¿Por qué sucede esto?

Las moléculas, el componente básico de cualquier material, están en constante movimiento. Cuando la energía se introduce en ellas, vibran más rápido (se “excitan”) y comienzan a expandirse. Especialmente las longitudes de onda cortas (los de la parte ultravioleta del espectro) aumentan la vibración de las moléculas y provocan cambios en la longitud de las cadenas moleculares.

Las propiedades físicas de los materiales orgánicos dependen fundamentalmente del tamaño y la longitud de las cadenas moleculares. Por ejemplo, a medida que aumenta la longitud de cadena, la temperatura del punto de fusión y ebullición aumentan rápidamente. La resistencia al impacto también  aumentar con la longitud de la cadena, también lo hace la viscosidad por ejemplo.

Como resultado de la acción de la luz, la re-conformación de las cadenas de moléculas cambia la forma en que la luz visible interactúa con el material, causando a menudo un cambio en la longitud de onda de la luz y, como resultado, se nos muestra un color diferente.

La radiación UV es la luz con más energía, pero la luz visible y el calor también son factores importantes en el proceso de decoloración.

Este proceso fotoquímico es acumulativo e irreversible 

Entonces, ¿existe una clasificación de los pigmentos resistentes a la luz?

La empresa alemana Hoechst desarrolló hace 100 años un método para la calificación de la resistencia a la luz mediante la comparación de los colorantes con un estándar de teñido azul índigo (Escala de Lana Azul o ISO 105-B01:2014). En la actualidad este método es práctica común en Europa  para clasificar los pigmentos resistentes a la luz.

Esta norma compara los resultados del teñido de lana con el azul índigo, clasificando los resultados desde el  valor 1 (fugitivo) al valor  8 (muy resistente a la luz = índigo). El nivel 2, por ejemplo, tarda el doble de tiempo en decolorarse que 1. El nivel 3 es el doble del tiempo que el nivel 2, y así sucesivamente.

Hoy en día existen pigmentos mucho más resistentes a la luz que el azul índigo pero sin embargo no existen clasificaciones más altas de 8…

 

En Estados unidos los pigmentos resistentes a la luz se clasifican en 3 niveles según el método desarrollado por  la American Society for Testing and Materials Standard (ASTM) que lo habrás visto si utilizas marcas americanas como Golden, Liquitex,  o R&F…

La clasificación americana es:
ASTM I — Resistencia excelente
ASTM II — Resistencia buena
ASTM III — Resistencia insuficiente para usar en bellas artes

Este sistema de clasificación no es tan fiable como el de la escala de índigo, y algunas marcas americanas clasifican sus colores según la norma europea

La norma europea, también llamada British Standard BS, realmente la desarrollaron los alemanes de la marca Hoecht hace más de 100 años.

NO sólo la resistencia a la luz de los pigmentos es importante, también el aglutinante influye en esta resistencia. La cera de abejas protege a los pigmentos contra la luz ultravioleta, esto hace que la pintura encáustica sea especiañmente resistente a la luz.

Recuerda:

Los pigmentos en Europa se clasifican del 1 al 8, siendo el 8 la clasificación de los pigmentos más resistentes a la luz.

Si te ha gustado este post

* indicates required

This post is also available in: Inglés